AFECCIONES - SALUD DE LAS ENCÍAS

Encías sangrantes: Causas, tratamiento y prevención

Compartir

¿Te sangran las encías sin razón alguna? ¿O tal vez sangran cuando utilizas hilo dental o te cepillas los dientes? Aunque es normal que aparezca un poco de sangre de manera ocasional tras el cepillado, utilizar hilo dental o incluso morder alimentos, un sangrado persistente de encías no lo es tanto.

Si notas que te sangran las encías con frecuencia, puede que sufras enfermedad de las encías, que es una de las causas más comunes del sangrado de encías.

La enfermedad de las encías es una enfermedad que hace que tus encías sangren y se irriten, inflamen o infecten. La etapa temprana de la enfermedad de las encías se conoce como gingivitis y si no se trata, puede convertirse en una infección de etapa posterior llamada periodontitis, que puede causar daños permanentes en tus dientes y encías.

¿Cuáles son las causas de las encías sangrantes?

Aunque la enfermedad de las encías es una de las causas más comunes del sangrado, otras enfermedades subyacentes pueden causar dolor y sangrado de encías:

Diabetes

Las personas que sufren diabetes presentan un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad de las encías, eso se debe a que los niveles altos de glucosa sanguínea dañan los vasos sanguíneos y pueden reducir el flujo de sangre y nutrientes a las encías y hueso. Esto incrementa las probabilidades de infecciones como la enfermedad de las encías.

Hemofilia

La hemofilia es una enfermedad sanguínea poco común que afecta a la capacidad de coagular de la sangre. Si tienes esta enfermedad es más probable que sufras sangrado de encías y deberías tener revisiones dentales periódicas.

Deficiencia de vitaminas

Las encías sangrantes también pueden estar causadas por deficiencia de vitaminas. Una falta de vitamina C, también conocida como escorbuto, causa la inflamación de las encías y, si no se trata, puede conducir a la pérdida del diente. Una falta de vitamina K también puede causar problemas dentales graves. La vitamina K es necesaria en el proceso de coagulación sanguínea, si tu dieta carece de esta vitamina, uno de los signos principales podría ser el sangrado de encías.

Medicamentos anticoagulantes

Si tomas medicamentos anticoagulantes como la aspirina, puedes correr el riesgo de que te sangren las encías. Tu dentista puede sugerir tratamientos para utilizar en casa como enjuagues antisépticos, para ayudar con el sangrado de encías.

Embarazo

Los cambios hormonales en las mujeres embarazadas pueden causar encías sangrantes sin razón aparente. Esto es bastante común y generalmente remite a medida que avanza el embarazo o tras el parto. Las hormonas del embarazo hacen que tus encías sean más sensibles a las bacterias en la placa, algo que puede hacer inflamar las encías.

Dentaduras mal ajustadas

Si utilizas dentadura y sufres sangrado de encías frecuente, acude a tu dentista. El sangrado se puede producir cuando la dentadura está demasiado ajustada. Tu dentista puede realinearla para que la dentadura se ajuste mejor.

Utilizar hilo dental o cepillar con demasiada fuerza

Una de las razones del sangrado de encías puede ser tu técnica con el hilo dental o de cepillado. Utilizar un cepillo demasiado duro o utilizar el hilo dental con demasiada fuerza puede causar que las encías sangren.

Tratamiento de las encías sangrantes

Si te preocupa el sangrado de tus encías, consulta siempre a tu dentista, ya que podrá recomendarte el mejor tratamiento.

Visita regularmente a tu profesional dental para ayudar a prevenir el dolor o sangrado de encías controlando tu acumulación de placa y sarro. Los higienistas dentales recomiendan una cita para limpieza de dientes como mínimo dos veces al año.

Utilizar hilo dental y cepillarte los dientes correctamente también puede ayudar a evitar las encías sangrantes: cambiar a cepillos eléctricos te permite limpiarte los dientes minuciosamente sin maltratar tus encías. Como alternativa, utiliza cepillos más suaves que sean delicados con tus encías sensibles o inflamadas.

Tu profesional dental también puede recomendar que utilices enjuagues bucales antibacterianos para ayudar a minimizar la placa, o un sencillo tratamiento casero con agua salada caliente que puede ayudar a aliviar las encías inflamadas.

Prevención de las encías sangrantes

Las encías sangrantes se suele prevenir manteniendo una buena higiene oral. Cepillarse los dientes y usar hilo dental utilizando el cepillo, el hilo y las técnicas adecuados puede ayudar a prevenir las encías sangrantes y la enfermedad de las encías.

Utilizar pastas dentífricas recomendadas por los dentistas como las diseñadas específicamente para ayudar a combatir los problemas de encías puede ayudar a prevenir las encías sangrantes, así como enfermedades posteriores más graves.

Una limpieza profesional cada seis meses también ayuda a prevenir el dolor o sangrado de encías al elimnar la acumulación de placa y sarro.

Mantener una dieta sana también ayuda a prevenir las encías sangrantes. Aunque hoy en día las deficiencia de vitaminas son menos comunes, si tu dieta carece de los nutrientes clave, puede que desarrolles complicaciones que pueden causar encías sangrantes.

Preguntas frecuentes

¿Cómo detener el sangrado de encías?

Para detener el sangrado de encías, asegúrate de cepillarte los dientes y utilizar hilo dental, y de visitar a tu higienista dental para hacer una limpieza de dientes al menos dos veces al año. Sigue una buena rutina de cuidado en casa que incluye hilo dental diario, cepillado con una pasta dentífrica antibacteriana dos veces al día durante 2 minutos y utilizar un enjuague antibacteriano.

¿Por qué me sangran las encías?

Las causas más comunes de las encías sangrantes son utilizar el hilo dental o cepillarse los dientes con demasiada fuerza, una higiene bucal deficiente, fumar cigarrillos ya que seca tu boca causando una proliferación de las bacterias, el embarazo, utilizar medicamentos anticoagulantes y sufrir enfermedades subyacentes.

¿De qué es síntoma las encías sangrantes?

Las encías sangrantes pueden ser un signo de la enfermedad de las encías en su fase inicial, llamada gingivitis, o de la periodontitis en su fase final. Otras enfermedades subyacentes como diabetes, hemofilia, leucemia y deficiencia de vitaminas también pueden causar el sangrado de encías.

¿En qué momento debería preocuparme por las encías sangrantes?

Un poco de sangrado de encías es normal, pero si sufres un sangrado de encías frecuente deberías contactar con tu dentista o médico porque puede estar causado por una enfermedad subyacente.

Enlaces de fuentes:

https://www.healthline.com/health/bleeding-gums

https://www.webmd.com/oral-health/bleeding-gums-other-conditions

https://americanpregnancy.org/healthy-pregnancy/is-it-safe/swollen-gums-during-pregnancy-1020

https://www.perio.org/consumer/gum-disease-and-other-diseases