AFECCIONES - SARRO Y PLACA

La diferencia entre la placa dental y el sarro

Compartir

La diferencia entre la placa dental y el sarro

Mucha gente pregunta si hay alguna diferencia entre la placa y el sarro cuando visita la consulta del dentista. Es una cuestión muy interesante, ya que la acumulación de placa y de sarro dental son problemas dentales frecuentes. Una acumulación considerable de placa puede ocasionar deterioro dental y enfermedad periodontal. Por otro lado, el sarro es placa dental calcificada. Conocer estas diferencias puede ayudarte a cuidar de tus dientes de forma más eficiente.

Información sobre la placa dental

La placa es un biofilm incoloro y pegajoso que contiene bacterias que se acumulan de forma natural en las superficies de los dientes, sobre todo a lo largo de la línea de las encías entre las cuatro y doce horas posteriores al cepillado. Los azúcares de los alimentos y las bebidas se combinan con la placa bacteriana para liberar ácidos. Estos ácidos atacan y descomponen el esmalte dental, lo que allana el terreno para la formación de caries. Además, la placa bacteriana favorece la aparición de enfermedades de las encías como la gingivitis. Cepillarse y usar hilo dental con regularidad son las armas más efectivas que tienes para combatirla. Si no se elimina a diario, se va acumulado y endureciendo hasta convertirse en sarro.

Sarro dental: la cruda realidad

El sarro en los dientes es muy resistente: es un depósito duro e incrustado que puede absorber manchas y causa la decoloración de los dientes. Se forma cuando la placa residual de la superficie de los dientes reacciona con los minerales de la saliva. Solo el dentista es capaz de eliminarlo, pero tú puedes impedir activamente su aparición con una buena rutina de cepillado usando cepillos de dientes eléctricos Oral-B®.