AFECCIONES - SALUD DE LAS ENCÍAS

Síndrome de boca ardiente

Compartir

Las molestas sensaciones de quemazón en la boca son comunes y pueden estar asociadas con muchas enfermedades cuando aparecen con otros síntomas. Sin embargo, hasta un 15 % de pacientes de edad avanzada pueden sufrir una sensación de quemazón en la boca a pesar de la ausencia de síntomas visibles. Esta afección se categoriza como estomatodinia o síndrome de boca ardiente

Causas del síndrome de boca ardiente

Aunque no hay pruebas visibles de enfermedad, los problemas psicológicos como el estrés emocional, la ansiedad y la depresión, los fallos hormonales en mujeres post menopáusicas, y las anomalías neurológicas, se han identificado como posibles factores que pueden contribuir al Síndrome de boca ardiente.

Síntomas del Síndrome de boca ardiente

Los síntomas de la estomatodinia incluyen:

  • sensación de quemazón crónica en la lengua, arco del cielo de la boca, labios o en la superficie de la boca entre las encías y los labios,

  • sensación de boca seca,

  • sensación de cosquilleo que causa molestias,

  • sentido del gusto o el olfato alterados.

El Síndrome de boca ardiente se diagnostica excluyendo otros factores que pueden contribuir a una sensación de quemazón en la boca. Estos factores pueden incluir el uso de medicamentos, la diabetes de tipo 2, alergias y déficit de vitaminas, entre otros.

Tratamientos y remedios para la estomatodinia

El primer paso para el tratamiento de la estomatodinia es eliminar cualquier factor local que contribuya, como infecciones, productos orales y alimentos picantes. Los productos de higiene bucal sin alcohol con bajo contenido de aditivos y aromas son los más recomendados, igual que los caramelos sin azúcar y masticar chicle y tomar bebidas sin cafeína. Los tratamientos incluyen gestión del estrés, yoga, psicoterapia, y ejercicio moderado también han demostrado que reducen la intensidad del dolor.

Dependiendo de tus síntomas, algunos antidepresivos usados para tratar la ansiedad pueden considerarse también como tratamiento para la boca ardiente, junto con enfoques tópicos.

Aunque es leve en naturaleza, su sintomatología puede ser debilitante. Recomendamos que consultes con tu dentista si sufres algún tipo de sensación de quemazón en la boca.