ETAPAS DE LA VIDA - EMBARAZO

Aprende Sobre el Embarazo y tu Salud Dental

Compartir

Como ya sabes, tus hábitos y estilo de vida durante el embarazo pueden afectar a tu salud y a la del feto. Con todo lo que tienes que preparar, es posible que tu salud bucal no sea precisamente una prioridad. Sin embargo, mantener unos dientes y encías sanos es necesario para evitar el riesgo de desarrollar gingivitis gestacional y crear hábitos de higiene bucal adecuados a largo plazo.

La salud bucal durante el embarazo

Seguir una rutina de higiene bucal constante es especialmente importante para las mujeres embarazadas por diversos motivos.

El embarazo provoca cambios hormonales en el organismo que exponen a las mujeres embarazadas a un mayor riesgo de desarrollar periodontitis, que es la más grave de las enfermedades de las encías. Por ello, las mujeres embarazadas o aquellas que estén pensando quedarse embarazadas deben acudir al dentista para someterse a revisiones regulares a fin de detectar cualquier posible problema de salud bucal antes de que se agrave.

  • Comidas frecuentes: durante el embarazo, las mujeres pueden comer y beber con mayor frecuencia durante el día. Y el aumento de la frecuencia en la ingesta de azúcares conlleva un incremento del riesgo de caries, por lo que es especialmente importante mantener una rutina adecuada que incluya cepillarse los dientes y usar hilo dental.

  • Cambios hormonales: algunas mujeres pueden ser más propensas a presentar enrojecimiento e inflamación en las encías durante el embarazo debido a que el incremento de los niveles de la hormona progesterona en el organismo provoca una fuerte reacción a las cantidades normales de placa. Si tienes las encías especialmente sensibles, prueba un hilo dental que se deslice fácil y cómodamente entre los dientes o un cepillo interdental especial.

La salud dental durante el embarazo

El primer trimestre de tu embarazo (las primeras 13 semanas) es cuando se desarrollan la mayoría de los órganos principales del bebé. Aunque algunas mujeres embarazadas pueden sufrir una urgencia dental que requiera radiografías dentales, cuidar bien de la dentadura durante el embarazo reduce las probabilidades de que se requieran estas radiografías y puede evitar exponer al bebé a la radiación. No obstante, si necesitas rayos X, no te preocupes. Tu dentista minimizará la exposición poniéndote un delantal plomado y una banda plomada alrededor del cuello para proteger la tiroides.

Si estás embarazada o sospechas estarlo: informa a tu dentista para que evite radiografías innecesarias y te proteja lo máximo posible si son indispensables. No obstante, las revisiones y limpiezas dentales regulares son seguras durante el embarazo. De hecho, las revisiones dentales regulares se recomiendan para controlar la acumulación de placa e identificar y tratar casos leves de caries dental o gingivitis antes de que se agraven.

Cómo mantener hábitos alimenticios adecuados durante el embarazo

Los dientes están hechos de minerales similares al hueso y el calcio que ingieres contribuye al desarrollo óseo de tu bebé. La cantidad idónea de calcio contribuirá a fortalecer tus huesos y ayudará a que tu bebé desarrolle dientes y huesos sanos.

Evidentemente, una buena alimentación debe formar parte de toda rutina de higiene dental adecuada y, en el caso de las mujeres embarazadas, se recomienda especialmente una dieta variada a base de alimentos sanos y calcio, fósforo, proteína, vitamina A, vitamina D y vitamina C en abundancia.

A pesar de la creencia popular, los dientes no pierden calcio durante el embarazo si se consumen cantidades suficientes de este mineral en la dieta. Para desarrollarse, el feto absorbe calcio de los huesos de la madre, no de sus dientes. No obstante, ello justifica todavía más que se deba llevar una dieta sana mientras se sigue una rutina de higiene bucal estricta y adecuada.

El embarazo y los medicamentos

Algunos medicamentos y analgésicos se pueden tomar durante el embarazo y podrían ser necesarios. Sin embargo, hay un grupo de antibióticos, las tetraciclinas y los antibióticos relacionados, que pueden provocar hipoplasia (desarrollo deficiente) del esmalte dental o la decoloración de los dientes permanentes en los niños. Asegúrate de informar a tu médico de que estás embarazada si te receta este medicamento.

Cómo prepararte para los síntomas del malestar matinal

El malestar matinal consiste en náuseas y vómitos que suelen producirse durante el embarazo. Pueden aparecer a cualquier hora del día. Si sufres malestar matinal, es buena idea contar con tu propio kit para emergencias. En un bolso pequeño y resistente, pon lo siguiente:

  • Bolsas de plástico opacas sin agujeros (las bolsas de plástico para la compra son una buena opción)

  • Toallitas húmedas o pañuelos para limpiarte la cara y la boca

  • Una botella de agua pequeña para enjuagarte los dientes y la boca

  • Un colutorio, dentífrico y cepillo de dientes con formato viaje para eliminar la acidez estomacal

  • Espray para el aliento o caramelos mentolados

Cómo responder a los cambios en la salud bucal provocados por el embarazo

Disgeusia y ptialismo

Durante el embarazo, podrías experimentar síntomas de disgeusia (cambios en las papilas gustativas o mal sabor de boca) o ptialismo (salivación excesiva). Para eliminar el mal sabor de boca:

  • Cepíllate con frecuencia y haz gárgaras con agua y bicarbonato (1/4 cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua) para ayudar a neutralizar los niveles de pH.

  • Añade limón al agua, bebe limonada o toma caramelos cítricos.

  • Usa vajilla y utensilios de plástico para reducir el sabor metálico.

Bebe abundante líquido para tragar más y así controlar el aumento de saliva. Chupar caramelos también puede aliviar el mal sabor de boca.

Gingivitis

Durante el embarazo, entre el 50 y el 70 % de las mujeres sufren lo que se denomina gingivitis gestacional. Por ello, es vital prestar más atención a la rutina diaria de cepillado y uso de hilo dental para mantener la placa bajo control. Para hacerlo:

  • Usa un cepillo de dientes eléctrico recargable. Muchos eliminan más placa que los cepillos manuales normales y, si inviertes en uno, puedes empezar a adoptar medidas para reducir la cantidad de placa en tu boca y ayudar a prevenir y revertir la gingivitis.

  • Cepíllate con un dentífrico especial para combatir la gingivitis. Asegúrate de leer atentamente el envase para cerciorarte de que el dentífrico contiene ingredientes que combatan esta enfermedad.

  • Usa hilo dental regularmente. Aunque la gingivitis causa inflamación y sangrado en las encías, debes usar hilo dental. Usar hilo dental a diario puede contribuir a eliminar más placa que si te limitas a cepillarte, así como reducir el riesgo de desarrollar gingivitis gestacional.

  • Enjuágate con un colutorio especial para combatir la gingivitis. Enjuagarte con un colutorio sin alcohol especialmente diseñado para combatir la gingivitis es el último paso para destruir los gérmenes y mejorar la higiene bucal durante el embarazo.

Preguntas relativas al embarazo y la salud bucal

P: ¿Es seguro el flúor durante el embarazo?

Aunque muchos complejos vitamínicos prenatales contienen flúor, el valor y la complementación de este mineral en las mujeres embarazadas no están claros y no todo el mundo coincide al respecto. Asegúrate de consultar con tu médico si deseas obtener información.