AFECCIONES - SARRO Y PLACA

Cómo eliminar el sarro y deshacerse de la placa

Compartir

¿Cómo eliminar la placa en casa?

Si eliminas la placa dental en casa a diario, disminuyes la posibilidad de que se forme sarro y de que tengas algún problema dental un poco más serio como caries, gingivitis y mal aliento. Los hábitos dentales saludables, tales como el cepillarse durante dos minutos un par de veces al día y usar el hilo dental después de cada cepillado, pueden ayudarte a prevenir los efectos negativos que genera la placa dental. Si tienes niños, recuerda: nunca es demasiado pronto para enseñarles la importancia de un buen cuidado oral.

Los cepillos de dientes manuales son efectivos. Sin embargo, los cepillos de dientes eléctricos Oral-B® facilitan el cepillado de dos minutos que recomiendan los dentistas; además, eliminan un 100 % más placa que los cepillos de dientes manuales.

El cepillo Oral-B elimina un 22 % más de placa que el Sonicare.*

Si sigues esta rutina casera sencilla como la que te presentamos a continuación, junto con el uso de los cepillos de dientes eléctricos Oral-B, lograrás tener una boca saludable durante mucho tiempo.

  • Los dentistas recomiendan cepillarse los dientes durante dos minutos, dos veces al día; lo que equivale a 30 segundos de cepillado por cuadrante.

  • El temporizador que tiene el mango del cepillo de dientes eléctrico Oral-B genera pulsaciones cada 30 segundos; de esta forma te avisa de cuándo debes pasar a cepillar el siguiente cuadrante.

  • Mientras te cepillas los dientes, asegúrate de llegar a todas las áreas del diente. Algunas personas piensan que logran una mejor limpieza cuando van diente por diente.

  • Cuando termines de cepillar cada cuadrante, no olvides cepillar la lengua para que puedas eliminar las bacterias que causan el mal aliento. Finalmente, apaga el cepillo de dientes eléctrico mientras está todavía en tu boca.

  • Enjuaga las cerdas y coloca el mango del cepillo en posición vertical para que se sequen.

Cómo eliminar la acumulación de sarro

Si no eliminas la placa de tus dientes con hilo dental y cepillado, aumentas el riesgo de padecer una caries y formación de sarro. Las caries son uno de los problemas dentales más comunes en el mundo, pero un buen cuidado bucal, que incluya el uso de hilo dental, puede ayudar a prevenirlas.

Y no te olvides de visitar con regularidad a tu dentista para que puedan detectarse problemas antes de que sean graves. Si tu dentista identifica acumulación de sarro o una caries temprana, puede recomendarte una serie de tratamientos fluorados para ayudar a restaurar o remineralizar la desmineralización del esmalte de los dientes y evitar la necesidad de un empaste. Los tratamientos fluorados pueden presentarse en gel, enjuague, espuma o barniz. El producto fluorado se coloca encima del diente durante poco tiempo, incorporándose a la estructura dental para fortalecer el esmalte y que sea más resistente a la desmineralización (desgaste).

La acumulación de sarro se adhiere fuertemente al esmalte y solo un odontólogo puede eliminarla. Si comienzas a observar indicios de acumulación de placa o sarro, comienza un tratamiento de inmediato. Solo un dentista puede eliminar el sarro, pero tú puedes prevenirlo de antemano con unos buenos hábitos de cepillado utilizando cepillos de dientes eléctricos Oral-B.

El Oral-B PRO 2000 elimina incluso un 22 % más de placa que el Sonicare Diamond Clean.*