ETAPAS DE LA VIDA - BRACKETS

Cuidado de Los Aparatos Dentales

Compartir

Debes estar preparado para el hecho de que cuidar de tu dentadura va a ser más difícil mientras lleves aparato. Los aparatos presentan un montón de pequeños recovecos en los que pueden quedar atrapados los restos de comida causantes de la placa, que puede provocar muchos otros problemas dentales. Por ello, es sumamente importante cepillarse los dientes después de comer (o picar), enjuagarse con un colutorio y usar hilo dental una vez al día como mínimo. Aunque esta rutina puede resultar tediosa o excesiva, descuidar la higiene bucal puede causar problemas de salud bucal graves, prolongar el tratamiento con aparato o provocar la aparición de manchas antiestéticas en los dientes. La responsabilidad adicional que requiere limpiar correctamente un aparato es algo para lo que tanto tú como tu hijo debéis estar preparados.

Un aparato no solo sirve para mejorar la sonrisa

También desempeña una función activa para corregir dientes apiñados o mal alineados. Esta función es importante, ya que una mordida anormal (lo que se conoce también como «maloclusión») puede causar otros problemas, como una eliminación deficiente de la placa en dientes mal alineados, lo que a su vez puede provocar caries y una inflamación de las encías.

Una limpieza adecuada del aparato puede ayudar a prevenir daños en el propio aparato y la dentadura, y hacer que llevarlo resulte más cómodo. Adquirir un conocimiento básico sobre cómo cuidar de la ortodoncia te ayudará a seguir las recomendaciones de tu dentista para que tus dientes y encías se mantengan sanos mientras lleves aparato.

Fundamentos: Cepillarse los dientes y usar hilo dental.

Cuando se lleva aparato, es fundamental no descuidar la limpieza, ya que la placa bacteriana queda fácilmente atrapada dentro y alrededor de los brackets. El siguiente procedimiento facilita y hace más eficaces el cepillado y el uso de hilo dental a diario.

  • Prepara el cepillado. Quítate las gomas elásticas y cualquier otra pieza extraíble del aparato.

  • Limpia el aparato. Sujeta el cepillo formando un ángulo de 45 grados para limpiar alrededor de los alambres y sujeciones del aparato. Cepíllate desde la parte superior de cada alambre hasta la parte inferior. Tómate tu tiempo para asegurarte de que has eliminado toda la placa y los restos de comida, y cepíllate todos los dientes superiores e inferiores.

  • Cepíllate los dientes

  • Usa hilo dental una vez al día. Pide a tu dentista que te enseñe la

     

     o sigue las instrucciones que se indican en el envase del producto. Puede que también te convenga usar un hilo dental diseñado para aparatos y ortodoncias, como un enhebrador de hilo dental.

  • Enjuágate y revisa los dientes. Enjuágate bien con agua o colutorio y revisa los dientes y el aparato en el espejo.

  • Cuidado profesional: visitas al dentista y ortodoncista

Acude al ortodoncista regularmente

Mientras lleves aparato, deberás ir al ortodoncista regularmente para que realice ajustes. Después de un ajuste ortodóntico rutinario, es posible que notes algo de opresión o incluso un leve dolor. Si este dolor o molestia no desaparece rápidamente o se agrava, debes consultar con tu ortodoncista. Debes consultar inmediatamente a tu ortodoncista si tienes alguna duda sobre tu aparato o se te rompe alguna pieza.

Es importante que continúes yendo regularmente a tu dentista general mientras te sometes a un tratamiento ortodóntico. Es necesario realizar revisiones rutinarias para detectar caries y síntomas de enfermedad periodontal. Tu dentista o higienista también te someterá a tratamientos frecuentes con flúor para que las superficies de tus dientes estén mejor protegidas contra la caries mientras llevas aparato.

Tus técnicas de higiene bucal en casa serán supervisadas por tu dentista, que te recomendará efectuar cambios en caso de ser necesario. Como siempre, asegúrate de seguir sus instrucciones.