ETAPAS DE LA VIDA - BRACKETS

Tipo De Brackets Para Enderezar Los Dientes

Compartir

¿Cuáles son mis opciones?

Hoy en día, la ortodoncia ofrece más tipos de aparatos que nunca. Dispones de las siguientes opciones:

Aparatos metálicos/aparatos tradicionales

Estos son los brackets metálicos y alambres que la mayoría se imagina cuando oye la palabra «aparato». Sin embargo, los brackets modernos son más pequeños y menos visibles que los infames aparatos tipo «boca de metal» que muchos adultos recuerdan. Además, los nuevos arcos de alambre activados por calor usan el calor corporal para que los dientes puedan moverse más rápidamente y sin causar tanto dolor como en el pasado.

Ventajas:

es el tipo de aparato más económico; las bandas de colores ofrecen a los niños la oportunidad de expresarse.

Desventajas:

es el tipo de aparato más visible.

Aparatos de cerámica

Los aparatos de cerámica tienen el mismo tamaño y forma que los de metal, salvo que incorporan brackets transparentes o del mismo color que los dientes para mimetizarse con estos. Algunos hasta llevan alambres del mismo color que los dientes para mayor discreción.

Ventajas:

son menos visibles que los aparatos metálicos y mueven los dientes mucho más rápido que los alineadores de plástico transparente (Invisalign).

Desventajas:

son más caros que los aparatos metálicos y los brackets se pueden manchar fácilmente si el paciente no los limpia bien.

Aparatos linguales

Los aparatos linguales son iguales que los aparatos metálicos tradicionales, solo que los brackets y alambres se colocan en las caras internas de los dientes.

Ventajas:

no son visibles desde fuera.

Desventajas:

son difíciles de limpiar y más caros; no son aptos para casos extremos; pueden causar molestias al principio, y ajustarlos regularmente lleva más tiempo y es más difícil que en el caso de los aparatos tradicionales.

Invisalign

Invisalign consta de un conjunto de entre 18 y 30 alineadores de plástico transparente tipo protector bucal hechos a medida. Los alineadores se pueden quitar y se cambian cada 2 semanas.

Ventajas:

son casi invisibles; el paciente puede comer y beber lo que quiera.

Desventajas:

no funcionan en el caso de problemas dentales graves; únicamente están disponibles para adultos y adolescentes, no para niños; es la opción más cara; se pueden perder rápidamente y cambiarlos es muy costoso, y el tratamiento puede llevar más tiempo.