ETAPAS DE LA VIDA - BRACKETS

Preguntas Frecuentes Sobre El Uso De Brackets

Compartir

¿Existe alguna alternativa al aparato?

  • Por desgracia, no existen muchas alternativas a la ortodoncia, pero sí las hay a los aparatos metálicos en los que mucha gente piensa con solo oír la palabra. Hay brackets y alambres transparentes o del color de los dientes, lo que hace que sean menos visibles. Algunos pacientes también son aptos para Invisalign, en lugar de aparatos tradicionales. También existen otros tipos de aparatos no fijos que pueden ayudar a alinear los dientes.

  • Algunos adultos optan por ponerse carillas en lugar de aparato como una solución puramente cosmética. Sin embargo, son bastante costosas, realmente no corrigen problemas de mordida y es posible que haya que cambiarlas en algún momento.

¿Cuál es la mejor edad para ponerse aparato?

  • No se ha determinado una edad «óptima» para llevar aparato. En el caso de la mayoría de los niños, el mejor momento para ponerse aparato suele ser entre los 10 y 14 años de edad, que es cuando la boca y la cabeza todavía están creciendo y salen los dientes permanentes. El momento exacto depende del estado de crecimiento y la rapidez con la que salgan los dientes permanentes del niño. No obstante, el aparato puede ser eficaz también en adolescentes de mayor edad y adultos.

¿Qué significa tratamiento de «fase I» y «fase II»?

  • Se entiende por «fase I» o «intervención temprana» aquel tratamiento ortodóntico que tiene lugar antes de que a un niño le salgan todos los dientes permanentes, lo cual suele ocurrir entre los 7 y los 10 años de edad. El tratamiento de fase I no siempre funciona como sustituto integral del aparato: su propósito es resolver problemas que se corrigen más fácilmente a una edad temprana y facilitar el tratamiento de fase II (aparato). En pocas palabras, el tratamiento de fase I realiza las correcciones estructurales (esqueletales) iniciales para que el aparato pueda efectuar correcciones (dentales) con una mayor precisión y culminar el trabajo.

  • Algunos problemas ortodónticos como submordidas o mordidas cruzadas, mordidas abiertas, apiñamientos graves, protrusiones severas de los incisivos y estrechez maxilar se corrigen más fácilmente a una edad temprana. Generalmente, cuando antes se corrijan, más fácil y predecible será el tratamiento una vez que hayan erupcionado todos los dientes permanentes. Una intervención temprana también puede reducir la necesidad de extraer dientes permanentes en el futuro, corregir hábitos perjudiciales como la succión del pulgar, la interposición lingual y los problemas de habla, mitigar el riesgo de traumatismos dentarios en incisivos protruidos, eliminar la necesidad de someterse a cirugía correctiva en el futuro y evitar las burlas causadas por dientes anormalmente torcidos.

  • Entre los tratamientos de fase I y fase II, los niños pueden llevar un retenedor o separador para mantener su progreso y deben continuar yendo al ortodoncista para que pueda comprobar cómo evolucionan los dientes y la mandíbula.

  • El tratamiento de fase II, también denominado «tratamiento activo», consiste en un aparato completo. Está diseñado para terminar de enderezar la dentadura y corregir la mordida una vez que han salido todos los dientes permanentes.

¿Durante cuánto tiempo es necesario llevar aparato?

  • De media, la mayoría de los niños llevan aparato durante un periodo de entre uno y tres años, si bien dicho periodo puede variar considerablemente según el grado de crecimiento y la gravedad del problema de cada paciente. También depende de la colaboración del paciente, lo que incluye mantener hábitos de higiene bucal adecuados, llevar accesorios como bandas elásticas siguiendo las indicaciones, evitar los alimentos perjudiciales y acudir a todas las citas de seguimiento.

Ya soy adulto: ¿debo molestarme en llevar aparato?

  • Aunque se trata de una decisión subjetiva, el aparato puede resultar muy eficaz para los adultos y los diseños más modernos son bastante menos visibles que los aparatos que muchos adultos recuerdan. De hecho, aproximadamente el 20 % de los pacientes que llevan aparato son mayores de 18 años. Muchos adultos deciden llevar aparato porque de niños no pudieron permitírselo y ahora sí pueden, o porque los dientes se les han movido con la edad. Incluso de adulto, llevar aparato puede proporcionar una dentadura más alineada y atractiva durante décadas y corregir problemas estructurales graves, por lo que muchos lo consideran una inversión rentable.

¿Es realmente necesario llevar aparato si no es para conseguir una dentadura bonita?

  • Aunque algunas personas pueden necesitar aparato por motivos principalmente estéticos, tener una dentadura más alineada ofrece también una serie de ventajas para la salud. Los dientes alineados son más fáciles de lavar, lo que reduce la caries y la gingivitis. Corregir la mordida también resuelve numerosos problemas estructurales, lo que puede reducir el dolor mandibular y en la masticación.

Llevé aparato dental de niño y lo odiaba. ¿Siguen siendo tan nefastos?

  • No. Puede que llevarlos no sea precisamente un placer, pero hoy en día son menos visibles, menos dolorosos y más eficaces de lo que recuerdas. Ahora puedes llevar brackets transparentes o Invisalign para que se note menos y hasta los brackets metálicos «tradicionales» son mucho más pequeños que en el pasado. Los nuevos alambres activados por calor mueven los dientes ejerciendo una presión constante y más gradual, por lo que el ajuste resulta menos doloroso y los dientes se realinean más rápidamente. La tecnología informática en la ortodoncia también ha mejorado considerablemente para crear alambres y brackets «inteligentes» que mueven los dientes de manera más rápida y eficaz.