ETAPAS DE LA VIDA - ADULTOS

Carillas Dentales

Compartir

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son fundas a medida fabricadas en porcelana o una resina compuesta que se colocan sobre los dientes para mejorar su apariencia. Las carillas resultan especialmente útiles para mejorar la sonrisa si los dientes del paciente están astillados, manchados o deformados. El propósito de las carillas suele ser estético, pero también se pueden colocar como parte de un plan de mejora dental general que incluya un tratamiento para la enfermedad periodontal.

Las carillas dentales son fundas hechas de porcelana o compuesto de resina resistente a las manchas que se adhieren a la cara frontal de los dientes. Permiten mejorar la estética cubriendo dientes que están decolorados, deformados o astillados.

¿Cuánto cuestan las carillas dentales?

El coste de las carillas dentales varía en función del tipo:

  • Carillas de compuesto de resina. 

    Estas fundas, también conocidas como carillas directas, se adhieren a los dientes en una sola sesión en el dentista. Suelen durar entre cinco y siete años, tras los cuales tienen que cambiarse.

  • Carillas de porcelana. 

    Estas fundas, también conocidas como carillas indirectas, se hacen a medida para amoldarse a la dentadura del paciente, por lo que para colocarlas se requieren dos sesiones en el dentista. En la primera, se preparan los dientes para las carillas; en la segunda, se procede a insertar las carillas. Las carillas de porcelana cuestan más que las de compuesto, pero duran entre 10 y 15 años como mínimo y, en algunos casos, incluso más tiempo.

Las carillas de porcelana son más resistentes a las manchas y ofrecen una apariencia más natural que las de compuesto de resina. No obstante, las carillas de compuesto de resina son más finas, por lo que la superficie del diente que hay que tallar antes de aplicarlas es menor. Tu dentista puede ayudarte a determinar qué carilla responde mejor a tus necesidades.

Proceso de carillas dentales

Las carillas de compuesto de resina se suelen colocar en una sola sesión. El procedimiento que se sigue para insertar carillas de cerámica o porcelana es el siguiente:

  • Fase preliminar: Deberás asistir a una sesión preliminar en la que tu dentista te hará unas radiografías.

  • Preparación: Tu dentista tallará aproximadamente medio centímetro de esmalte a fin de preparar los dientes para las carillas. A continuación, tomará un molde o impresión de tus dientes que después enviará a un laboratorio para que prepare las carillas, lo cual podrá llevar entre una y dos semanas.

  • Colocación: Una vez que las carillas estén listas, tu dentista comprobará su tamaño y color, preparará los dientes limpiándolos bien y después procederá a raspar su superficie para mejorar la adhesión de las carillas. Se procede a adherir la carilla al diente mediante un cemento especial y después se aplica luz ultravioleta para endurecerlo rápidamente.

  • Mantenimiento: 

    Tu dentista podrá recomendar una visita de seguimiento varias semanas después de la intervención para asegurarse de que las carillas se encuentran correctamente insertadas.

Después, solo tendrás que seguir una rutina de higiene bucal constante que incluya cepillarte los dientes dos veces al día y usar hilo dental a diario como lo harías normalmente. Las carillas pueden durar entre cinco y diez años antes de que haya que cambiarlas.