AFECCIONES - CARIES

Beneficios de la pasta de dientes con flúor, del enjuague bucal y del agua fluorados.

Compartir

¿El flúor previene la caries?

El flúor ayuda a prevenir la caries, deteniendo la velocidad de descomposición del esmalte dental, e incrementa el índice del proceso de remineralización. Los cristales de esmalte nuevos que se forman son más duros, grandes y más resistentes al ácido. El esmalte dental es duro y poroso. La placa en la superficie de tus dientes puede producir ácidos que se filtran por esos poros (bastoncillos) del esmalte y rompen su estructura interna. Este proceso, llamado desmineralización, puede dar origen a un punto débil en el diente que se puede convertir en una caries, a no ser que sea tratado. Conocer lo que el flúor puede hacer por tus dientes te ayudará a saber más sobre el cuidado dental y a estar más pendiente de cómo identificar la placa y cómo prevenir que dé origen a caries.

Aprende lo que el flúor hace por tus dientes

Las fuentes comunes de flúor son el agua potable fluorada, la pasta dental y algunos enjuagues bucales.

Pasta con flúor

La pasta con flúor ayuda a la prevención de caries tanto en niños como en adultos. Para ayudar a endurecer los puntos débiles y raíces expuestas y ayudar a prevenir las etapas tempranas de las caries, cepíllate los dientes con regularidad con una pasta dental que contenga flúor.

  • No olvides supervisar a tus hijos cuando se laven los dientes.

  • Los niños menores de 6 años solo deberían usar una pequeña cantidad de pasta de dientes equivalente al tamaño de un guisante cuando contenga flúor.

Enjuague bucal con flúor

Enjuagar la boca con enjuague bucal que contenga flúor es otra forma de protegerte a ti y a los tuyos contra las caries.

  • Existen muchas marcas de enjuague bucal con flúor.

Agua con flúor

Añadir flúor al agua potable es una de las formas más fáciles y menos costosas de proteger a niños y adultos contra las caries.

  • ¿Desconoces el nivel de flúor en tu agua? Informa a tu dentista en caso de que el agua potable que consumes no contenga flúor. Te podría recomendar diferentes tratamientos con una alta concentración de flúor.

  • Si el agua que consumes no contiene flúor, tu dentista te recetará a ti y tu familia vitaminas o gotas fluoradas para proteger tus dientes contra las caries.

  • El agua potable fluorada es una gran alternativa a bebidas carbonatadas ya que protege tus dientes a la vez que minimiza el daño que produce el consumo de azúcares.

  • El agua embotellada puede no contener flúor, por lo que, aunque parezca lo más sensato, piensa en todo el flúor que no estarás consumiendo del agua del grifo.

El flúor juega un papel fundamental en la salud de tus dientes y como ahora sabes su importancia, puedes incluirlo con más regularidad en tu rutina de cuidado bucal.