ETAPAS DE LA VIDA - NIÑOS

Chuparse El Dedo - Efectos, Prevención y Remedios

Compartir

No es inusual que un niño se chupe un dedo o el labio para relajarse o quedarse dormido.

¿Cuándo dejan los niños de chuparse el dedo pulgar?

La mayoría de los niños abandonan el hábito de chuparse el dedo pulgar entre los dos y cuatro años de edad, que es cuando se les caen los dientes de leche y empiezan a salirles los dientes permanentes. No obstante, es importante que dejen de hacerlo antes de que les salgan los dientes permanentes para prevenir problemas con la alineación de los dientes y el desarrollo de la boca.

¿Es perjudicial chuparse el dedo pulgar?

La intensidad con la que tu hijo se chupe el pulgar puede marcar una diferencia en el riesgo de que su salud dental se vea afectada en el futuro. Los niños que se chupan el pulgar u otro dedo con mucha fuerza se exponen a un mayor riesgo de dañarse los dientes que los que se limitan a mantener el pulgar u otro dedo dentro de la boca.

Cómo dejar de chuparse el dedo pulgar

Chuparse el labio o cualquier dedo es un hábito con el que debe romper. No siempre es fácil, pero se puede conseguir. Prueba estos consejos:

  • Sorpréndele portándose bien. Cuando veas que tu hijo no se está chupando el dedo, felicítale efusivamente en lugar de regañarle cuando lo haga.

  • Fomenta la calma y el confort. Muchos niños se chupan el pulgar u otro dedo cuando tienen ansiedad. Intenta determinar las causas específicas de la ansiedad de tu hijo que puedan llevarle a chuparse el pulgar y combátelas.

  • Pídele ayuda. Pide a tus hijos mayores que te ayuden a desarrollar métodos para romper el hábito. Por ejemplo, puede que los niños mayores solo se chupen el dedo de noche. Puedes cubrirle la mano con un calcetín o unirle dos dedos con esparadrapo.

  • Solicita ayuda al dentista. Pide al dentista de tu hijo que te recomiende cómo motivarle para que deje de chuparse el pulgar u otro dedo.