ETAPAS DE LA VIDA - NIÑOS

Los mejores alimentos para los dientes de tu hijo

Compartir

Además de cepillarse regularmente usando pasta dentífrica con flúor, los alimentos y bebidas que tu hijo consume desempeñan un papel importante a la hora de cuidar de su higiene bucal. Si bien es sabido que se debe evitar el azúcar, los alimentos y bebidas que no son perjudiciales para los dientes son menos conocidos. A continuación, incluimos un resumen general de los mejores alimentos para los dientes de tu hijo, así como algunos que solo debería tomar a modo de premio y, como máximo, una o dos veces a la semana.

Por qué la dieta de tu hijo importa

Una dieta que ofrezca una variedad de nutrientes no solo ayuda a que los dientes y encías crezcan sanos, sino que además reduce el riesgo de caries. Establecer hábitos saludables a una edad temprana ayudará a proteger primero los dientes de leche y, más adelante, los permanentes.

Qué alimentos y bebidas son óptimos

Muchos alimentos y bebidas para bebés son increíblemente altos en azúcares. De hecho, casi todos los alimentos contienen algo de azúcar. Los dientes necesitan tiempo para recuperarse entre las comidas. Procura reservar los alimentos y bebidas azucarados para la hora de comer y no dárselos antes de acostarte. Por lo general, ten en cuenta que las únicas bebidas que no son perjudiciales para los dientes de leche son la leche y el agua. Para mantener sus dientes sanos, dale alimentos que contengan proteínas, vitaminas A, C y D, ácido fólico, calcio y minerales. Estos nutrientes contribuyen a fortalecer el esmalte y proteger las encías.

Los alimentos que se incluyen en la lista anterior son solo algunos de los que no resultan perjudiciales para los dientes. Una dieta equilibrada proporcionará a tu hijo muchas de las vitaminas y minerales que su organismo necesita para una boca sana. Si tienes alguna pregunta, te ayudaría consultar con su dentista o médico.

Consejos especiales para bebés y niños pequeños

Hay muchos consejos que debes tener en cuenta dependiendo de la edad de tu hijo.

Bebés (0-2)

  • Para beber, dale solo leche y agua.

  • Empieza a alimentarle con un biberón anticólicos desde los 6 meses y deja de darle el biberón por completo cuando cumpla 12 meses.

  • Procura reservar los alimentos y bebidas azucarados para la hora de la comida y no dárselos antes de acostarse. Si necesitas darle el biberón por la noche, dale solo agua. Si está tomando leche, durante varias semanas puedes diluirla en agua hasta que termine bebiendo solo agua.

  • Lee la información sobre ingredientes de los alimentos para asegurarse de que no contengan azúcares añadidos. Los azúcares añadidos están presentes en muchos ingredientes, entre ellos, la miel, melaza, glucosa en polvo, jarabe de arce, jarabe de agave, dextrosa, fructosa, glucosa, sacarosa y jarabe de glucosa alto en fructosa.

  • Entre las comidas, debes darle aperitivos sanos que no contengan azúcar. Prueba con fruta fresca, verduras, colines, queso y yogur natural.

  • Evita los refrescos, bebidas carbonatadas y zumos azucarados (incluidos los concentrados) lo máximo posible. De hecho, ninguno de ellos añade ningún valor nutricional a su dieta diaria. Las bebidas azucaradas pueden provocar caries, y cuando un bebé prueba este tipo de bebidas suele ser difícil sustituirlas por una opción más sana. La leche y el agua son las más recomendables.

  • No te preocupes si de vez en cuando quieres saltarte esta dieta saludable. Si puedes, resérvale los alimentos azucarados para la hora de comer, ya que así el daño para sus dientes será menor.

  • No le des alimentos ni bebidas azucarados antes de acostarse y asegúrate de limpiarle las encías o cepillarle los dientes antes de irse a dormir. Si quieres darle el biberón por la noche, incluye solo agua.

  • Si necesitas más consejos, consulta con tu pediatra, equipo dental u otro profesional sanitario.

Niños pequeños (3-5)

  • Establece un plan de comidas con tu hijo pequeño. Procura que este plan incluya tres comidas y dos aperitivos sanos al día. Estos dos aperitivos sanos entre comidas deberían contener bajos niveles de azúcares añadidos. Prueba con fruta fresca, verduras, colines, queso y yogur natural. Como bebidas, dale solo leche y agua.

  • Evita los refrescos, bebidas carbonatadas y zumos azucarados (incluidos los concentrados) lo máximo posible. De hecho, ninguno de ellos añade ningún valor nutricional a su dieta diaria. Las bebidas azucaradas pueden provocar caries y, si les ha cogido el gusto, podría resistirse a una opción más sana. La leche y el agua son las recomendables para niños pequeños.

  • No te preocupes si de vez en cuando quieres saltarte esta dieta saludable. Si puedes, resérvale los alimentos azucarados para la hora de comer, ya que así el daño para sus dientes será menor.

  • No le des alimentos ni bebidas azucaradas antes de acostarse y asegúrate de cepillarle los dientes usando pasta dentífrica con flúor antes de irse a dormir.