AFECCIONES - CARIES

Absceso dental

Compartir

Un absceso dental es una inflamación dolorosa llena de un fluido espeso de color amarillo (pus). Existen dos tipos de abscesos dentales, un absceso en la encía (también conocido como absceso periodontal) y un absceso en el diente (también conocido como absceso periapical).

¿Qué causa el absceso dental?

Un absceso dental es una lesión con pus en las raíces de un diente, y está causado por una infección que puede iniciarse debido a una caries dental no tratada. Un absceso periodontal es una bolsa de pus en los tejidos de la encía causado normalmente debido a una complicación de una enfermedad periodontal (de las encías) avanzada, una condición crónica causada por factores como un deficiente control de la placa y el tabaquismo.

Síntomas del absceso dental

Los síntomas del absceso dental incluyen:

  • dolor punzante

  • inflamación con pus

  • inflamación de las encías

  • dientes sensibles a la presión

  • mal sabor en la boca (causado por el drenaje de pus)

Es importante no ignorar los síntomas de un absceso dental o periodontal, ya que la infección puede durar meses o años y no desaparecerá sin tratamiento. Si no se trata, la infección puede causar daños a los dientes y al hueso de alrededor, y puede progresar al torrente sanguíneo causando más complicaciones graves.

Tratamiento del absceso dental

Si piensa que tiene un absceso dental o periodontal, consulte de inmediato con su dentista.

Su dentista limpiará la zona alrededor del absceso y tratará la infección drenando el pus atrapado. A veces, se desarrolla una fístula en la boca a través del hueso y la piel para permitir drenar el pus. Si este túnel hueco se ha desarrollado como resultado de su absceso, su dentista lo limpiará, permitiendo que se cierre por sí solo.

Cuando se forma una infección dentro del diente, su dentista deberá realizar una pequeña cavidad de acceso al diente para permitir que el absceso drene. Será necesario realizar un tratamiento de canal y un empaste o funda tras este procedimiento.

En los casos en los que el absceso haya causado daños al diente o sea particularmente grande, es posible que sea necesario extraerle el diente.

Si su absceso dental está causado por una enfermedad periodontal, será necesario tratar la enfermedad para prevenir futuras infecciones. Sin embargo, su dentista puede drenar el absceso para aliviar el dolor.

Cómo prevenir el absceso dental

Es posible prevenir la aparición de abscesos manteniendo una buena salud dental. Esto incluye cepillado diario y uso del hilo dental además de revisiones regulares con un profesional dental.