Cepillo de Dientes Ideal Para Viajar

Compartir

Cepíllate los dientes cuando viajes

Aunque estés de viaje, puedes mantener una rutina de higiene bucal constante. Un cepillo de viaje es esencial. Puedes encontrar muchos tipos de cepillos plegables o de dos piezas que incluyen su propio estuche de viaje, lo que resulta especialmente útil si dispones de espacio limitado.

Muchas personas llevan algún tipo de cepillo de viaje, además de un tubo de pasta formato viaje y un envase de hilo dental pequeño en el bolso, el maletín o el bolsillo del abrigo o los guardan en el cajón de su escritorio. También es recomendable que lleves uno en el equipaje de mano, por si te quedas tirado. Y asegúrate de que a tu kit de higiene dental para viajes no le falte ninguno de estos productos para que esté siempre listo para salir de viaje. Si buscas un cepillo eléctrico para llevar cuando viajes, descubre nuestros cepillos eléctricos Oral-B Genius. Estos cepillos incluyen estuches de viaje en los que puedes cargar tu smartphone, además de una sujeción para que coloques tu smartphone en el espejo mientras te cepillas los dientes con la aplicación Oral-B.

Recuerda que, aunque no tengas dentífrico, mojar el cepillo y lavarte los dientes con agua es mejor que nada.

Otros consejos de higiene bucal durante los viajes

  • Masca chicle. Si los alimentos y el agua escasean durante un viaje, llévate chicles sin azúcar. Viajar en avión puede resecar la boca, lo que ayuda a provocar caries. Mascar chicle sin azúcar ayuda a reponer saliva en la boca, lo que puede contribuir a eliminar el exceso de bacterias.

  • Escoge aperitivos adecuados. Si te has quedado tirado en el aeropuerto o un hotel barato y solo dispones de lo que te ofrece una máquina expendedora como tentempié, tus dientes te lo agradecerán si escoges unos cacahuetes en lugar de galletas saladas o caramelos. Algunas pruebas sugieren que los frutos secos pueden ayudar a proteger el esmalte dental de la placa, ya que neutralizan los ácidos en la boca y proporcionan una dosis de minerales saludables, como el fósforo. Aunque puede que parezcan una opción de aperitivo saludable, las galletas saladas tienen más probabilidades de dejar restos entre los dientes que los frutos secos y contienen más carbohidratos fermentables que pueden propiciar el crecimiento de bacterias en tu boca, especialmente si estás de viaje y no vas a poder cepillarte los dientes durante un tiempo.

  • Usa hilo dental cuando puedas. Una de las formas más sencillas de cuidar tu higiene bucal mientras viajas es llevar un envase pequeño de hilo dental. Si sales de senderismo o acampada y quieres ir ligero, el hilo dental manual ocupa menos espacio que el eléctrico. Un hilo dental suave es apto para cualquiera. Se desliza fácilmente entre los dientes, lo que agiliza y facilita la limpieza.

  • Pide cita para una revisión

    Pide cita con tu dentista para que te haga una revisión antes de viajar. Lo último que quieres es que surja algún problema dental cuando no dispones de acceso a atención dental fiable. Aunque una revisión no evita necesariamente los problemas, prepararte lo mejor que puedas antes de viajar puede reducir el riesgo de que se produzcan.