ETAPAS DE LA VIDA - NIÑOS

Cómo cuidar de los dientes de tu hijo: 3-5 años

Compartir

Ahora que a tu hijo le han salido dientes, mantenerlos limpios es fundamental para que disfrute de una dentadura sana de adulto. Como padre de un niño de entre 3 y 5 años, es normal que tengas preguntas sobre todo tipo de cuestiones, por ejemplo, cómo cepillarle los dientes o cómo hacerlo cuando no colabora.

Por qué cepillarse es importante para los niños de entre 3 y 5 años

Cepillar los dientes a tu hijo es importante por numerosos motivos. Los dientes de leche mantienen recta su mandíbula, crean el espacio para los dientes permanentes y desempeñan un papel crucial en la manera en que aprende a morder, sonreír y hablar. Tener la dentadura sana también le dará seguridad y confianza para participar en su vida estudiantil y social. Establecer buenos hábitos de higiene bucal a una edad temprana ayudará a fomentar rutinas de por vida.

Si los dientes de leche de tu hijo presentan caries y hay que extraerlos, las demás piezas podrían moverse, lo que reduciría el espacio para que los dientes permanentes salgan. Si los malos hábitos de higiene bucal continúan, es mucho más probable que los dientes permanentes también desarrollen caries.

Consejos sobre cómo cepillarle los dientes a tu hijo

En cierto modo, para cepillar los dientes a tu hijo debes usar una técnica similar a la que usaste cuando le empezaron a salir.

  • Cepíllale suavemente los dientes durante dos minutos como máximo, usando una cepillo de cerdas suaves especial para niños y una pequeña cantidad de pasta dentífrica con flúor. Puedes dejar que lo haga por sí solo pero, tú eres el adulto, así que también deberías cepillárselos tú. Esta práctica debería continuar hasta que cumpla, como mínimo, 7 años.

  • Usa una pasta dentífrica con flúor. El flúor ayuda a proteger y fortalecer el esmalte dental. Se recomienda un dentífrico que contenga entre 1350 y 1500 ppm de flúor y no menos de 1000 ppm. Normalmente, es más sencillo usar una pasta dentífrica suave con sabor a menta, ya que los niños pueden acostumbrarse a los otros sabores, por lo que habituarse a una pasta dentífrica para adultos en el futuro les resultará más difícil.

  • Si usas un cepillo manual, realiza suaves movimientos circulares o adelante y atrás. Si usas un cepillo eléctrico, solo tienes que colocar el cabezal alrededor del diente sin realizar un movimiento de cepillado.

  • Haz que tu hijo escupa el exceso de pasta dentífrica o que se lo quite de la boca, en lugar de enjuagarse. Si se enjuaga, eliminará la capa protectora de flúor que fortalece el esmalte.

  • No dejes que use enjuague bucal a esta edad, ya que podría ingerirlo.

Consejos sobre cómo facilitar el cepillado

Cepillarle a este edad puede resultar complicado, ya que estará empezando a imponerse. A continuación, se incluyen algunos consejos que pueden facilitarte un poco la tarea.

  • Cántale una canción o dale ánimos. Así se distraerá. También puedes intentar cepillarle los dientes en el salón mientras ve la televisión.

  • Intenta convertir el cepillado en una actividad en familia para despertar su interés.

  • Haz que el cepillado forme parte de su rutina diaria para que se pueda acostumbrar a hacerlo con regularidad.

  • Deja que él mismo elija un cepillo con el que le haga ilusión cepillarse. Los cepillos de dientes Oral-B® ofrecen una gran variedad de diseños que incluyen famosos personajes de Disney® y Pixar®. Las aplicaciones de cepillado para smartphones y tabletas, como la aplicación gratuita Disney Magic Timer de Oral-B, pueden ayudar a tu hijo a cepillarse, ya que incluye atractivas animaciones y pegatinas virtuales. La aplicación está disponible para descargar en las tiendas de aplicaciones de iTunes y Google Play.

Debes tener en cuenta es que no toda experiencia de cepillado tiene que ser perfecta. Aunque habrá días en que resulte complicado, incluso una experiencia de cepillado que diste mucho de ser ideal es mejor que no cepillarse en absoluto.