<h3>Paso 1</h3> <h2>Duda</h2> <br> Antes de utilizar un ingrediente, <b>nuestros científicos empiezan a hacerse preguntas.</b> Si hay alguna duda sobre la seguridad o los beneficios para el usuario, no lo usamos.
<h3>Paso 2</h3> <h2>Definición</h2> <br> Definimos el rango de seguridad del ingrediente utilizando las mismas normas científicas que se aplican en los principales organismos reguladores del mundo.
<h3>Paso 3</h3> <h2>Determinación</h2> <br> Evaluamos todos los ingredientes del producto para asegurarnos de que su uso es seguro tanto para el usuario como para el medio ambiente. Si no podemos garantizarlo, volvemos a la fase de diseño.
<h3>Paso 4</h3> <h2>Diligencia</h2> <br> El último paso no acaba nunca. Cuando un producto llega a las tiendas, <b>seguimos actualizando la información</b> de todos sus ingredientes y colaborando en el diseño de nuevos métodos de seguridad de productos con organismos reguladores y científicos externos a P&G para asegurarnos de que estamos al día. Y sobre todo, escuchamos a nuestros clientes para garantizar que los productos que diseñamos cumplen sus expectativas de seguridad y resultados.

Nuestro proceso en 4 pasos

La seguridad está en el centro de todo lo que hacemos. Antes de introducir un nuevo producto en el mercado, utilizamos un proceso científico de cuatro pasos que va más allá de las exigencias normativas para asegurarnos de que todos los ingredientes son seguros. Utilizamos el mismo proceso que los principales organismos reguladores de todo el mundo, como la FDA de los EE. UU., la EPA, la UE o la OMS entre otros.

Descubra cómo nuestros científicos formulan productos seguros para usted.