POR QUÉ ORAL-B - CEPILLOS ELÉCTRICOS ORAL-B

Cómo cepillarse los dientes con un cepillo manual

Compartir

¿Para qué sirve cepillarse los dientes?

Aprender a cepillarse los dientes correctamente es el primer paso para mantener unos dientes y encías sanos, ya que elimina las partículas de comida, la placa y el sarro de la superficie de los dientes. Además, ayuda a minimizar el riesgo de caries y enfermedades de las encías, principales causas de la pérdida de dientes.

Cómo limpiarse los dientes en casa

Aunque existen varios métodos para cepillarse los dientes con un cepillo manual, consulta siempre a tu dentista y asegúrate de seguir sus instrucciones. Para empezar, utiliza pasta de dientes con flúor y un cepillo de cerdas suaves, y no olvides sustituirlo cada tres meses.

¿Durante cuánto tiempo hay que cepillarse los dientes?

Para cepillarse los dientes correctamente, dedica al menos dos minutos utilizando la técnica recomendada, que incluye 30 segundos de cepillado en cada sección de la boca (superior derecha, superior izquierda, inferior derecha e inferior izquierda), tanto por la mañana como por la noche. Dado que la mayoría de los cepillos de dientes manuales no llevan incorporados temporizadores de dos minutos, es conveniente que tengas un reloj a mano para asegurarte de que te estás cepillando el tiempo suficiente.

Pasos a seguir para cepillarse los dientes correctamente

La forma de sujetar el cepillo de dientes depende de la parte del diente que estés cepillando.

Paso 1:

Empieza por las superficies externas e internas, y cepilla en un ángulo de 45 grados con movimientos cortos de medio diente contra la línea de las encías. Asegúrate de llegar a los dientes posteriores.

Paso 2:

Pasa a las superficies de masticación. Mantén el cepillo plano y cepilla hacia adelante y hacia atrás a lo largo de estas superficies.

Paso 3:

Una vez que llegues a las superficies interiores de los dientes delanteros, inclina el cepillo verticalmente y realiza movimientos suaves hacia arriba y hacia abajo con la punta del cepillo.

Paso 4:

Asegúrate de cepillar suavemente a lo largo de la línea de las encías.

Paso 5:

Cepíllate la lengua con un movimiento de barrido de atrás hacia adelante para eliminar las partículas de comida y ayudar a eliminar las bacterias causantes del mal olor y refrescar el aliento.

Ahora que has aprendido la técnica de cepillado adecuada, un poco de disciplina para practicarla cada día te ayudará a que se convierta en algo natural. Es una de las cosas más fáciles que puedes hacer para mantener la salud de tus dientes y encías