ETAPAS DE LA VIDA - BRACKETS

Cepillarse y lavarse los dientes con aparato

Compartir

Si tu hijo necesita o lleva aparato, no te desanimes, antes de que te des cuenta, sonreirá con total confianza si tiene en cuenta lo siguiente.

Para los niños que llevan aparato, cuidar de sus dientes y encías es más importante que nunca. Y es que, entre los brackets, hay pequeños espacios en los que pueden quedar atrapados placa y restos de comida. Una limpieza deficiente puede provocar que aparezcan manchas y caries alrededor de los brackets o bandas ortodónticas.

Tu hijo debe cepillarse bien después de cada comida usando una pasta dentífrica con flúor que contenga 1350-1500 ppm y un cepillo de dientes de cerdas suaves. Debe usar un cepillo interdental especializado con puntas pequeñas para limpiarse entre los brackets y debajo de los alambres.

Cómo cuidar del aparato

Los siguientes consejos ayudarán a que la rutina de cepillado diaria de tu hijo sea eficaz:

  • Antes del cepillado: tu hijo debería quitarse las gomas elásticas y cualquier otra pieza extraíble de su ortodoncia. Si lleva aparato extraíble, debe quitárselo después de cada comida para limpiarlo.

  • Durante el cepillado: debe cepillarse cada diente individualmente. Primero, debe colocar el cepillo formando un ángulo de 45 grados con respecto a la línea gingival y, después, aplicar una leve presión mientras avanza realizando un movimiento circular. Este movimiento deberá realizarlo durante 10 segundos; deberá emplear la misma técnica de cepillado en las caras internas y externas de todos los dientes, e inclinar el cepillo cuando sea necesario para llegar mejor a las superficies internas de las piezas anteriores más pequeñas.

  • Limpiar los brackets: tu hijo debe sujetar el cepillo formando un ángulo de 45 grados para limpiar alrededor de los alambres y brackets del aparato. Debe cepillarse desde la parte superior de cada alambre hasta la parte inferior. Debe tomarse su tiempo para asegurarse de que ha eliminado toda la placa y los restos de comida, y cepillarse por completo los dientes superiores e inferiores. Si lleva aparato extraíble, debe limpiarlo en un lavabo lleno de agua. Así evitará que el aparato se dañe si se le cae accidentalmente. Debe cepillar el aparato con un cepillo de dientes y pasta dentífrica para eliminar todos los restos de comida y la placa. Asegúrate de que no dañe los alambres. Una vez que el aparato esté limpio, debe volver a ponérselo.

  • Usar cepillos interdentales una vez al día: pide a su dentista que le enseñe la mejor manera de limpiarse entre los dientes y el aparato. Además, debe seguir las instrucciones que se indican en el envase del producto. Puede que también le convenga usar un producto interdental diseñado para aparatos y ortodoncias, como hilo dental o un cepillo unipenacho.

  • Cómo proteger los dientes de tu hijo: el aparato expone los dientes de tu hijo a un mayor riesgo de caries, por lo que necesitará fortalecerlos usando una pasta dentífrica con flúor que contenga 1350-1500 ppm. El cepillado debe realizarse, como mínimo, dos veces al día y, preferiblemente, después de cada comida.

  • Si el dentista u ortodoncista de tu hijo cree que existe un mayor riesgo de caries, es posible que incremente la concentración de flúor (i) recomendando una pasta dentífrica más fuerte (por ejemplo, una que contenga 2800 ppm de flúor), (ii) aplicándole una capa de flúor a los dientes entre dos y cuatro veces al año cuando acuda a la consulta o (iii) recomendándole que use un enjuague bucal con flúor a una hora que no sea la del cepillado.

  • Después del cepillado, no debe enjuagarse, sino escupir: si se enjuaga, eliminará la pasta dentífrica con flúor que necesita para fortalecer sus dientes. Este efecto hace que incluso usar un enjuague bucal inmediatamente después del cepillado resulte perjudicial, ya que diluye el flúor alrededor de los dientes.

  • Continúa llevándole regularmente al dentista y ortodoncista.

  • Recuerda a tu hijo que debe tener cuidado con lo que come y bebe: no debe consumir alimentos duros como frutos secos, ni caramelos duros o viscosos, como tofes o caramelos de dulce de leche. También es importante que limite el consumo de alimentos y bebidas azucarados. Ayúdale a elaborar un plan de comidas para mantener sus dientes sanos+C38. Un buen ejemplo sería: 3 comidas, 2 aperitivos sanos al día y solo agua o leche entre comidas. Debe tener cuidado con los alimentos que contengan azúcares ocultos. Infórmate mejor sobre qué alimentos son óptimos para los dientes de tu hijo.

  • Decoloración de los brackets: tu hijo también debe recordar que las piezas que mantienen los brackets sujetos a los dientes (denominadas ligaduras) se pueden manchar. Por ello, debe evitar comer alimentos que contengan colorantes fuertes, como remolacha, grosellas, bayas, salsa de curry o zumo de uva.

Planifica revisiones regulares

Mientras tu hijo lleve aparato, deberá ir al ortodoncista regularmente para que realice ajustes. Después de un ajuste ortodóntico rutinario, es posible que note algo de opresión o incluso un leve dolor. Los analgésicos más comunes, como el paracetamol o el ibuprofeno, son eficaces para reducir este dolor. No obstante, si este dolor o molestia se agrava o no desaparece rápidamente después de unos días, debes consultar con su ortodoncista. Debes consultar inmediatamente al ortodoncista si tienes alguna duda sobre su aparato o se le rompe alguna pieza.

También es importante que tu hijo vaya regularmente al dentista general mientras se somete a un tratamiento ortodóntico. Es necesario realizar revisiones rutinarias para detectar los primeros síntomas de caries y síntomas de enfermedad periodontal. Su dentista o higienista también le aplicará flúor regularmente para que las superficies de sus dientes estén mejor protegidas contra la caries mientras lleva aparato. Las técnicas de higiene bucal de tu hijo en casa serán supervisadas por su dentista, que le recomendará efectuar cambios en caso de ser necesario. Como siempre, asegúrate de que cumpla sus indicaciones.

La opinión de un experto

Ewa Iwanicka-Grzegorek, médico y Doctora: «Durante el tratamiento ortodóntico, los dientes son especialmente propensos a desarrollar caries e inflamación en las encías. Esto se debe a que la placa dental suele cubrir las piezas metálicas del aparato y se acumula en las zonas de difícil acceso.

Si la placa dental no se elimina regularmente, puede provocar problemas dentales y gengivales. Si se deja, se puede endurecer y solo un dentista puede eliminarla. Siempre intento explicar a aquellos de mis pacientes que llevan aparato que la higiene bucal diaria es absolutamente esencial.

Les recomiendo que usen un cepillo eléctrico que incorpore una tecnología con acción oscilante-rotatoria, que elimina dos veces más placa que un cepillo de dientes manual. Existen productos especiales que se pueden usar para mejorar la higiene bucal durante un tratamiento ortodóntico. Algunos de estos productos son: cabezales compactos para cepillos eléctricos, cepillos interdentales para limpiar entre los brackets, cepillos unipenacho o hilo dental. Pregunta a tu ortodoncista cuál es la mejor manera de mantener tu aparato limpio.

Aparte de las sesiones regulares en el ortodoncista, un paciente que lleve aparato debería acudir periódicamente al dentista para una revisión».