POR QUÉ ORAL-B - HILO DENTAL ORAL-B

La Historia del Hilo Dental

Compartir

A lo largo de los años, los antropólogos han descubierto pruebas de que los antiguos usaban varias herramientas como palitos puntiagudos para la limpieza interdental.

¿Quién inventó el hilo dental?

No obstante, según la mayoría de las fuentes, la invención del hilo dental tal y como lo conocemos se atribuye a un dentista de Nueva Orleans que en 1815 comenzó a recomendar a sus pacientes usar un hilo de seda fino para limpiarse entre los dientes.

¿Cuándo se inventó el hilo dental?

La idea se hizo popular y, en 1882, una empresa con sede en Randolph (Massachusetts) denominada Codman and Shurtleff Company comenzó a comercializar un hilo dental de seda sin cera. A este hilo dental le siguió el primero de Johnson & Johnson, presentado en 1896. En 1898, la sede de Johnson & Johnson en Nueva Jersey obtuvo una patente para fabricar hilo dental con el mismo material de seda usado por los médicos para las suturas de seda.

Innovaciones en el hilo dental (1940-1950)

Durante la década de 1940, el nailon sustituyó a la seda como material de fabricación del hilo dental. Su textura consistente y su resistencia al deshilachado supusieron una mejora con respecto a las versiones de seda. El uso del nailon también posibilitó la evolución del hilo con cera en la década de 1940 y de la cinta dental en la década de 1950.

El hilo dental hoy en día

Desde entonces, la variedad de tipos de hilo dental se ha ampliado para incluir nuevos materiales como el Gore-Tex y diferentes texturas como el hilo esponjoso y el suave. En la actualidad, el hilo dental presenta otras características que facilitan su uso. Por ejemplo, el hilo dental con extremos rígidos está diseñado para ayudar a limpiar alrededor de los brackets u otros aparatos dentales.

Hoy en día, el hilo dental forma parte esencial de toda rutina saludable para proteger la salud bucal que incluya cepillarse los dientes dos veces al día, usar hilo dental a diario y emplear colutorio regularmente.