¿El Hilo Dental Ayuda a Combatir El Mal Aliento?

Compartir

El uso de hilo dental como prevención del mal aliento

¿Necesitas otro motivo para usar hilo dental en tus dientes al menos una vez al día? Usar hilo dental a diario contribuye a combatir el mal aliento eliminando eficazmente los restos de comida y las bacterias que lo causan. Esta ventaja hace que el uso de hilo dental sea una de las maneras más fáciles de prevenir y eliminar el mal aliento.

El mal aliento, conocido también como halitosis, es más común de lo que mucha gente cree. Puede que te rías de tu mal aliento o el de otra persona, pero se trata de un problema grave de salud bucal. El mal aliento no solo resulta humillante desde el punto de vista social, sino que además puede ser síntoma de alguna enfermedad.

Disminución de la producción de saliva

Una menor producción de saliva supone que tu boca es más propensa a acumular placa, lo que puede generar un olor desagradable en el aliento. Presta especial atención a cualquiera de las siguientes situaciones, ya que pueden reducir la saliva en tu boca y causar mal aliento:

  • Consumir alcohol. Las bebidas alcohólicas pueden resecar la boca y causar mal aliento. Por tanto, no olvides usar hilo dental después de una noche de copas, sin importar las ganas que tengas de irte a la cama y olvidarte de ello.

  • Despertarte por la mañana. La saliva no fluye mientras duermes, lo que puede hacer que tengas mal aliento al despertarte por la mañana. Si es así, puede ser el mejor momento para el uso diario de hilo dental.

  • Tener hambre o sed. Cuando estás deshidratado, tu boca no genera tanta saliva, lo que puede provocar mal aliento e incrementar la acumulación de bacterias. Bebe suficiente líquido y recuerda usar hilo dental. Recuerda también que masticar alimentos incrementa la producción de saliva en la boca, por lo que, si te saltas comidas o te has puesto a dieta, es posible que tengas mal aliento.

  • Hacer dieta. Si te has puesto a dieta o comes con menor frecuencia, un hilo dental con menta no solo contribuye a combatir el mal aliento eliminando las bacterias, sino que además deja un sabor fresco en la boca que te quita las ganas de picar entre comidas. Algunas personas que siguen dietas bajas en carbohidratos sufren mal aliento, pero son solo casos aislados. Si estás siguiendo una dieta baja en carbohidratos o cualquier régimen restrictivo, podrías fomentar el mal aliento. Si tienes que restringir tu ingesta de alimentos y comer con menos frecuencia, bebe abundante agua para mantener los niveles de saliva en la boca y así ayudar a prevenir el mal aliento, además de seguir una

     

    .

La importancia de usar hilo dental a diario

Algunos estudios sugieren que existe una asociación entre no usar hilo dental (entre otros malos hábitos de higiene bucal) y el mal aliento. En un estudio kuwaití realizado en más de 1000 adultos, se observó una asociación significativa entre no usar hilo dental nunca, además de cepillarse los dientes con poca frecuencia y ser fumador o exfumador, con los casos de mal aliento.

Tu rutina de higiene bucal para prevenir el mal aliento no solo debería incluir usar hilo dental a diario, sino también cepillarte los dientes, la lengua, las encías y el paladar dos veces al día. Los colutorios pueden combatir el mal aliento a corto plazo, pero debes usarlos para complementar el cepillado y el hilo dental, no para sustituirlos.