¿Cuándo comenzar a usar hilo dental?

Compartir

¿Cuándo deben empezar los niños a usar el hilo dental?

Debes empezar a usar hilo dental con tus hijos aunque todavía tengan los dientes de leche. En cuanto sus dientes empiecen a encajar unos con otros, lo cual suele suceder entre los dos y los seis años de edad, los padres deberían iniciar a sus hijos en el hábito de usar hilo dental a diario. A medida que desarrollan la destreza, puedes enseñarles a usar hilo dental. Los niños suelen desarrollar la habilidad de usar hilo dental por sí solos aproximadamente a los 10 años..

Para destacar la importancia de usar hilo dental, aplícaselo tú regularmente hasta que aprendan a hacerlo solos. Así les ayudarás a desarrollar buenos hábitos de uso de hilo dental mientras tienen sus dientes de leche para que, cuando les salgan los dientes permanentes, ya hayan incluido el uso de hilo dental en su rutina de higiene bucal diaria. Usa hilo dental que sea suave y flexible para que no les haga daño en los dientes y no sientan molestias en las encías.

¿Cómo empiezo a aplicar hilo dental con mis hijos?

Intenta atar el hilo a pequeños círculos en cada extremo para que tus hijos puedan pasar los dedos fácilmente. Así les ayudarás a controlar el hilo a temprana edad antes de que aprendan a usarlo ellos mismos. Después, haz que tus hijos sigan estos pasos básicos al usar hilo dental:

  1. Enrolla 45 cm de hilo alrededor de cada dedo corazón sin tensarlo y dejando 2,5 cm entre ellos.

  2. Desliza el hilo suavemente hacia abajo por los dientes de tu hijo mientras lo tensas con los dedos pulgar e índice. Asegúrate de no ejercer presión en las encías.

  3. Curva el hilo dental alrededor de cada diente formando una «C» y deslízalo suavemente arriba y abajo por los laterales de cada diente, incluida la línea gingival. Desenrolla una nueva sección de hilo al pasar de un diente a otro.

No te preocupes si las encías de tu hijo sangran al principio; es algo bastante común. Después de usar hilo dental unos días, el sangrado debería cesar, ya que sus encías estarán más sanas. No obstante, si el sangrado continúa, consulta con tu dentista.