Tipos de Colutorio: Caracteristicas y Beneficios

Compartir

A la hora de valorar qué colutorio usar para tu rutina de higiene bucal, es fundamental que conozcas las diferencias que existen entre los distintos tipos.

Conoce los diferentes tipos de colutorios

Un colutorio refresca el aliento, pero no limpia los dientes. Aunque los colutorios no sustituyen a una rutina regular de cepillado dos veces al día y uso de hilo dental a diario, pueden ayudar a eliminar el exceso de restos de comida en los dientes. Un colutorio sin receta normal contiene ingredientes que contribuyen a refrescar el aliento, como sabor a menta, pero no contiene flúor, a menos que se indique en la etiqueta.

Colutorio con alcohol

A la hora de valorar si usar colutorio como parte de la rutina de higiene bucal diaria, algunas personas consideran el contenido en alcohol un factor disuasorio. Para algunas de ellas, enjuagarse durante el tiempo recomendado con un producto que contiene alcohol (muchos colutorios contienen un 20 % de este ingrediente) no resulta agradable. A otras les preocupa el hecho de que el 20 % de contenido de alcohol sea suficiente para que los niños o adolescentes que experimenten con el consumo de colutorio desarrollen una enfermedad. Además, algunos alcohólicos que se encuentran en proceso de recuperación evitan el uso de colutorio porque se ha demostrado que el contenido en alcohol provoca una recaída.

Colutorio sin alcohol

Sin embargo, hay alternativas disponibles. Se pueden encontrar colutorios sin alcohol que ofrecen beneficios para la salud bucal similares a los de un producto típico con alcohol. Puedes optar por un colutorio con CPC (cloruro de cetilpiridinio). Este ingrediente está presente en muchos productos sanitarios. Se ha demostrado que el CPC es seguro y eficaz. En un colutorio, se adhiere a la superficie de los gérmenes y hace que estallen, lo cual contribuye a frenar su acumulación en los dientes.

Colutorio con flúor

Un colutorio con flúor no elimina la placa, sino que protege los dientes de los ácidos producidos por la placa bacteriana, y no sustituye al cepillado y uso de hilo dental. El flúor presente en un colutorio se integra en el esmalte que recubre los dientes, lo que puede contribuir a protegerlos contra la caries en los casos de mayor propensión.

Lo que debes recordar

Recuerda que los colutorios o enjuagues bucales con flúor deben usarse después del cepillado y el hilo dental. Además, ten en cuenta que los colutorios o enjuagues bucales no están recomendados para niños menores de 6 años, ya que a esa edad pueden sentir la tentación de ingerirlos en lugar de escupirlos.