Los Enjuagues Con Fluor Ayudan a Los Pacientes Diabeticos

Compartir

El flúor y la diabetes

Lavarse los dientes regularmente es especialmente importante para los diabéticos, ya que este tipo de pacientes suele experimentar sequedad bucal o xerostomía. La sequedad bucal crónica puede provocar caries, ya que la falta de saliva impide eliminar las bacterias y los restos de comida, y neutralizar el ácido que la causa.

¿Es la sequedad bucal un síntoma de diabetes?

Si eres diabético y sueles experimentar sequedad bucal, tu dentista podría recomendarte un colutorio con flúor. Si padeces diabetes y eres propenso a experimentar sequedad bucal, debes cepillarte los dientes con más frecuencia para acabar con las bacterias y los restos de comida. También puedes usar un cepillo de dientes de cerdas suaves para prevenir la irritación de las encías.

Alertas para los diabéticos

La mayoría de los colutorios con flúor contienen edulcorantes artificiales que no alteran los niveles de azúcar en sangre. No obstante, ten en cuenta que algunos contienen azúcares que podrían afectar al control de la glucosa en los diabéticos. En general, los colutorios con flúor son seguros, pero asegúrate de seguir las instrucciones y evitar su ingesta.

La diabetes y la caries

Como alternativa, en el caso de los diabéticos, se recomiendan los tratamientos con flúor profesionales, ya que ayudan a proteger contra la caries. Si eres diabético, la mejor forma de prevenir la caries y la enfermedad periodontal es seguir una rutina de higiene bucal regular que incluya cepillarte los dientes dos veces al día con un dentífrico que contenga flúor y usar hilo dental a diario.