Enjuague Bucal con Flúor

Compartir

Cómo usar un colutorio con flúor

Muchos dentistas consideran que cepillarse dos veces al día con dentífricos que contengan flúor proporciona la cantidad suficiente de flúor para protegerte contra la caries. Sin embargo, si eres propenso a la caries, puedes usar un colutorio que contenga flúor, además de cepillarte y usar hilo dental. Algunos estudios han demostrado que los colutorios con flúor pueden complementar el cepillado diario con dentífricos con flúor, especialmente en aquellas regiones cuya agua potable no contenga dicho mineral. Estos colutorios resultan eficaces a la hora de fortalecer el esmalte de tus dientes y protegerlos contra los daños causados por las sustancias ácidas; no obstante, no se ha podido demostrar que los colutorios sean especialmente eficaces contra la gingivitis inducida por la placa bacteriana o tipos más graves de enfermedades periodontales. He aquí otra razón para cepillarte y usar hilo dental a diario.

Pasos que se deben seguir al usar un colutorio con flúor

Si quieres usar un colutorio con flúor, sigue estos pasos:

  • Usa la cantidad correcta: usa la cantidad de colutorio indicada en la etiqueta o recomendada por tu dentista.

  • Enjuágate a conciencia: mantén la boca cerrada y enjuágate bien siguiendo las indicaciones de la etiqueta.

  • Escupe: no tragues el colutorio. En la mayoría de los colutorios con flúor, este mineral puede resultar tóxico si se ingiere en suficientes cantidades. Si permites que tu hijo use colutorio, vigílale para asegurarte de que lo escupa y no lo trague.

  • Recuerda: para aprovechar al máximo un colutorio con flúor, evita comer, beber o fumar durante al menos 30 minutos para no eliminar el flúor.