Cuidados de tu cepillo de dientes eléctrico

Compartir

Es importante que cuides de tu cepillo de dientes eléctrico para garantizar la mejor limpieza con cada cepillado. Cuando los filamentos se deshilachen o se desgasten, no eliminarán la placa con la misma eficacia. A continuación te ofrecemos algunos consejos para que cuides de tu cepillo y disfrutes de una sonrisa más sana que nunca.

Mantenimiento diario del cepillo

  • Aclara el cepillo con agua corriente tras cada uso para eliminar la pasta de dientes y demás impurezas. 

  • No te cepilles en exceso. Ejercer demasiada presión con el cepillo puede causar que los filamentos se desgasten más rápido y limpien con menos efectividad. 

  • Guarda el cepillo de dientes en posición vertical y déjalo secar al aire.

Más consejos para cuidar de tu cepillo eléctrico

  • Cambia el cabezal de tu cepillo eléctrico Oral-B® cada tres meses o cuando los filamentos azules Indicator® se difuminen hacia la mitad o antes si se deshilachan. Solo tienes que sacar el viejo cabezal del mango estirando en ángulo recto y conectar el nuevo del mismo modo. 

  • Si es la primera vez que utilizas el producto, carga la batería totalmente antes de usarlo, para lo que tendrás que esperar hasta 16 horas. 

  • Cuando el mango esté totalmente cargado, utiliza tu cepillo eléctrico hasta que la batería se agote por completo. A continuación, vuelve a cargarla totalmente en lugar de hacerlo entre usos. Así conseguirás que la batería funcione a pleno rendimiento durante más tiempo. 

  • Si tu cepillo eléctrico incluye una pantalla SmartGuide™, necesitarás dos pilas AA para que funcione.