AFECCIONES - OTRAS CONDICIONES DE SALUD BUCAL

Disfunción de la Articulación Temporomandibular (ATM)

Compartir

¿Qué es la disfunción de la articulación temporomandibular (ATM)?

ATM son las siglas de «articulación temporomandibular» y es el término que se usa para hacer referencia a la disfunción de las articulaciones mandibulares. Ten en cuenta que sentir molestias ocasionales en la articulación mandibular o en los músculos de la masticación es habitual y no debe ser motivo de preocupación. Muchas personas que sufren problemas en la articulación temporomandibular mejoran sin tratamiento. En la mayoría de los casos, el problema desaparece por sí solo en cuestión de semanas o meses.

Síntomas de la disfunción temporomandibular

El dolor es el síntoma más común de la disfunción temporomandibular; no obstante, muchas personas sufren este problema sin sentirlo.

Los síntomas específicos de la disfunción temporomandibular incluyen:

  • Dolor facial

  • Dolor en la articulación mandibular y las zonas que la rodean, incluida la oreja

  • Dolor de espalda

  • Molestias al abrir la boca

  • Chasquidos, crujidos o chirridos en la articulación mandibular

  • Bloqueo de la mandíbula al intentar abrir la boca

  • Dolor de cabeza

  • Molestias o falta de alineación al morder

  • Inflamación en el lado de la cara, el cuello o el hombro

Otros síntomas pueden incluir zumbidos en los oídos, pérdida auditiva, mareos y problemas de visión.

Causas de la disfunción temporomandibular

No se han determinado todas las causas de la disfunción temporomandibular. Algunas de las posibles causas son lesiones en la zona mandibular, varios tipos de artritis, algunas intervenciones dentales, estiramiento de la mandíbula (como resultado de movimientos como la inserción de una sonda de respiración antes de una operación) y tensión mandibular o rechinar de dientes, especialmente durante el sueño.

Tratamiento de la disfunción temporomandibular

Según el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, los tratamientos contra la disfunción temporomandibular deberían ser reversibles siempre que sea posible, lo que significa que el tratamiento no debería causar cambios permanentes en la mandíbula o los dientes. Los tratamientos irreversibles no han demostrado funcionar y hasta podrían empeorar el problema.

Tratamientos reversibles:

  • Analgésicos sin receta

  • Medicamentos con receta

  • Ejercicios suaves para estirar y relajar la mandíbula

  • Férulas inmovilizadoras (placas oclusales o protectores nocturnos)

Tratamientos irreversibles:

  • Ajuste de la mordida rechinando los dientes

  • Tratamiento dental prolongado

  • Férulas de reposicionamiento mandibular

  • Ortodoncia

  • Intervenciones quirúrgicas que incluyen el reemplazo de toda o parte de la articulación mandibular

Coberturas de seguros contra la disfunción temporomandibular

Muchos planes de seguros médicos y dentales no cubren el tratamiento de disfunciones en la articulación y musculatura mandibular o solo incluyen el pago de determinadas intervenciones. Contacta con tu aseguradora para averiguar qué tratamientos cubre tu seguro.